caminoalcielo.es  última actualización

Cuadro de texto: TESTIMONIOS

Me llamo Moisés, tengo 32 años y quiero contarte algo que sucedió en mi vida hace ahora diez años.

Empezando por mi infancia, me crié en Badajoz en una barriada de clase obrera llamada Cerro de Reyes.  En mi familia tenía a mi padre que bebía, y con el oficio de albañil, y una madre, ama de casa y con una economía familiar escasa.

 

Cuando  terminé mis estudios de graduado escolar en el colegio, pasé un tiempo de excesivo ocio en mi vida, junto con otros jóvenes del barrio, y fue ahí en este tiempo cuando empecé a fumar drogas y beber alcohol, aumentándose cada vez a las dosis mas fuertes.  

El 90% de los jóvenes del barrio nos quedamos enganchados a la heroína y la cocaína. 

 

Entré en prisión por robo.  Cuando salí de prisión seguía igual, mi vida era el  robo y las drogas.  Mi familia sufría y yo no era capaz de dejar las drogas.  Fui a médicos y sicólogos y nada, yo pensaba que moriría en ese estilo de vida y que para mi no había esperanza.

El 18 de Julio de 1992, ingresé en un centro de rehabilitación cristiano llamado “Arca de Noé” en Badajoz.  Todo era completamente distinto, la gente se llevaba bien,  todos querían ayudarme.  Yo veía gente distinta y algunos de ellos los conocía de las calles.  Estaban diferentes, y ellos me hablaban y me decían que Dios podía ayudarme, que Jesús murió en una cruz por mi y resucitó, y me podía ayudar a cambiar y ordenar mi vida, si le recibía en mi corazón como mi Señor y Salvador, como dueño de mi vida, si me arrepentía de corazón.

Ante tal oferta, dí ese paso de fe y le entregué mi vida a Jesucristo, y le dije: -si Él me ayudaba a cambiar de vida y salir de las drogas, yo haría su voluntad y le serviría a El dejando el pecado y obedeciendo Su Palabra-.

Cuando dí ese paso sentí una paz interior tremenda y supe en ese momento de que Dios me había perdonado y me daba fuerzas para afrontar una vida nueva, distinta completamente a lo que era antes.

 

Cuando salí del Centro y volví a mi casa, los amigos del barrio seguían igual, algunos en la cárcel, otros habían muerto, pero yo había cambiado.  Ahora había encontrado realmente la felicidad que siempre busqué, la encontré en Cristo.  Cristo cambió mi vida y me ayudo a salir de las drogas, y de tantos otros problemas que tenía en mi vida.

 

Gracias a Dios, hasta este día han pasado 10 años, y sigo siendo un hombre libre de drogas y de vicios. Dios ha sido fiel conmigo, y a pesar de las dificultades de la vida, tengo ilusión por seguir luchando cada día y consiguiendo nuevos retos que antes eran imposibles para mi.

 

“El levanta del polvo al pobre, y al menesteroso alza del muladar , para hacerlos sentar con los príncipes”      (Salmo 113:7-8).

 

...Mas Vidas Cambiadas

Cuadro de texto: -Después de la experiencia que tuve en mi vida, me doy cuenta de que Dios es bueno, y que para Él no hay nada imposible-		Moisés Delgado

www.caminoalcielo.es

Cuadro de texto:         PRESENTACION       PETICIONES DE ORACION       TESTIMONIO       CONSEJOS UTILES        HISTORIA CIUDAD DE BADAJOZ      ESTUDIO BIBLICO

  Testimonios | Contacta con nosotros | Declaración de Fe | Salvación